¿Qué es el Juicio Monitorio?

Debido a la situación actual de crisis causada por el Covid-19, muchas empresas están sufriendo dificultades a la hora de cobrar sus facturas e incluso algunas, llegan a ser incobrables.

Por esta razón, las empresas pueden empezar a plantearse reclamar las facturas impagadas con la ayuda de una empresa de recobros, tanto por vía amistosa, firmando un reconocimiento de la deuda y estableciendo un calendario de pagos con el deudor, o bien, pasar directamente a la vía judicial.

En este último caso, se puede iniciar la reclamación de la deuda a través del Juicio de Monitorio. Éste, es uno de los procedimientos más utilizados debido a que es la vía más rápida, ágil y menos costosa para reclamar una deuda.

Se utiliza para exigir el pago de deudas líquidas, determinadas, vencidas y exigibles.

El procedimiento Monitorio presenta algunas particularidades que lo hacen más rápido en plazos y menos costoso que el juicio ordinario o verbal. No obstante, para poder iniciarse, deben cumplirse una serie de condiciones: 

¿Qué requisitos debe cumplir la deuda para poder iniciar un Juicio Monitorio?

  1. La deuda debe ser Líquida. Es decir, se debe conocer con exactitud su importe o éste debe poder ser determinado con una sencilla operación matemática. Por ejemplo, a través de un juicio monitorio no se puede reclamar una indemnización por responsabilidad civil.
  2. Plazo de pago de la deuda, vencido. Es decir, que se haya cumplido el plazo en el que la deuda debía ser abonada.
  3. Deuda Documentada. Ha de obtenerse pruebas documentadas conforme el deudor le debe dinero a la empresa o autónomo.

¿Qué documentación necesito?

Para presentar la petición inicial de monitorio únicamente necesitas la documentación básica que acredite la deuda (facturas, hojas de pedido, albaranes firmados, contratos, etc.).

¿Cuáles son las fases del procedimiento monitorio?

1. Petición inicial del procedimiento monitorio

El procedimiento se iniciará con la petición inicial del procedimiento monitorio. Para la presentación de esta no es obligatorio que intervenga un abogado o procurador. Es por esta razón que el juicio monitorio es más económico que el ordinario o verbal ya que permite a la empresa ahorrarse los honorarios de ambos profesionales.

2. Requerimientos de pago al deudor

Una vez admitida la petición inicial del procedimiento monitorio, el Letrado de la Administración de Justicia requerirá al deudor para que pague la deuda en el plazo de veinte días hábiles. Transcurrido este plazo pueden ocurrir los siguientes supuestos:

  1. Que el deudor pague la deuda.
  2. Que el deudor no pague ni se persone en el Juzgado para oponerse a la petición inicial del procedimiento monitorio. En este caso, se declarará terminado el procedimiento y el acreedor podrá iniciar la ejecución de la cantidad reclamada.
  3. Que el deudor se oponga a la petición inicial del procedimiento monitorio y manifieste los motivos por los que considera que no debe el importe de la deuda. En este caso el Juez dará por finalizado el procedimiento monitorio y el trámite continuará por el proceso declarativo correspondiente, verbal u ordinario, en función de si el importe reclamado es inferior a 6.000€ (juicio verbal) o si el importe reclamado es superior a 6.000€ (juicio ordinario).

Descargar modelo de Proceso Monitorio:

Para descargar el modelo del proceso monitorio haga clic aquí.

Recuerda que a más tiempo transcurrido más difícil es cobrar. En IMrecobros estaremos encantados de ayudarte, así que no dudes en llamarnos al              93 595 46 44  parar resolver todas tus posibles dudas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *